viernes, febrero 02, 2007

Los otros

Fotografié a esta familia finlandesa un sábado por la mañana. Podría considerarse bastante prototípica: cuerpecitos pequeños, poco estilizados, cabezas redondas, caras mofletudas, monos antifrío, trineos y tres niños. Los salarios en Finlandia no son tan altos como pensaba, pero los fineses tienen la suerte de contar con excelentes políticas sociales y unos precios de la vivienda bien controlados. De este modo, pueden destinar una parte razonable del sueldo a comprar una casa, viviendo cómodamente con el resto. La educación es totalmente gratuita (tanto para los niños como en las universidades y escuelas superiores politécnicas) y excelente. Además, cuentan con un gran abanico de ayudas económicas, especialmente los estudiantes y las madres recientes. A diferencia de España, no hace falta tener un pie en la indigencia y/o una minusvalía para optar a una beca del Estado. Cierto es que deben presentar unos comprobantes de ingresos, pero aún así todos (a no ser que sean muy ricos) obtienen una ayuda que en muchos casos llega a los 400 € mensuales. En un lugar donde prácticamente la mayoría de la población vive sin agobios, las familias pueden permitirse el lujo de tener tres o cuatro hijos sin mayores problemas, y las muchachas no deben resignarse a posponer su maternidad hasta pasados los 35.
Fotografié a esta familia sin que se dieran cuenta.
He podido beneficiarme de muchas de las maravillas de este país, como la educación gratuita (a pesar de ser extranjera) en una escuela superior politécnica plagada de medios, los descuentos del 50% para los estudiantes y los amaneceres más bellos que he visto jamás. Pero no soy de aquí. Y eso, a veces, pesa.
_____________________________________________
Por favor, no pongáis más comentarios electorales para el concurso de 20minutos. No voy a participar en ningún tipo de intercambio de votos.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

bichitis dijo...

No te preocupes que no es electoral: Lo que dices me parece precioso y me pregunto: ¿Por qué no haran eso todos los países? Imagino que hay que desarrollarse bastante para poder lograr ese sistema de ayudas. Otra de mis preguntas es acerca de los impuestos. ¿Son muy elevados? La verdad es que de no ser por la nieve, me están empezando a dar envidia estos finlandeses. Un beso, y sin intercambio de votos, cuando me gusta lo que escribes te seguiré votando. Para eso está el concurso, no?

Munlight_Doll dijo...

Is-Pain is different...

Otro detalle de Finlandia es que es el país con mayor transparencia política del planeta (y aún así, tendrá sus chanchullos...)

Un besote,

Anónimo dijo...

Tal como lo cuentas, aquello debe ser lo más parecido al mundo feliz de Axley, creo que algo similar ocurre en casi todos los paises de aquella franja. Dinamarca, por ejemplo, tiene políticas sociales muy parecidas, también beca a los estudiantes para que se marchen al extranjero al cumplir la mayoría de edad, la enseñanza es gratuita y los precios de las casas muy bajos. Además creo que, cuando terminas la carrera, te ofrecen trabajo sin más trámite. En fin, casi como aquí.
Un saludo.
http://www.enunblog.com/Aguirre