miércoles, febrero 14, 2007

Un día normal

Una mañana soleada, salí de mi casa y me puse a grabar cómo se derretía la nieve en las ramas. Creo que no se oye, pero es gracioso cuando suena el teléfono con la melodía de Nokia. En el país de los móviladictos, la escena no podía ser más finlandesa ;-)

2 comentarios:

El Peregryno dijo...

Estaba leyendo los posts anteriores, me parece muy interesante para akellos a los ke nos llama la átención akella cultura.Es muy interesante cuando cuentas que en verdad ellos estaban deseando ke saludaras pero no lo hacían a su vez por miedo.Es triste pero así va el mundo.

shinobi dijo...

si se escucha algo, de hecho se escucha mas fuerte el crujir de ramas que el celular