miércoles, noviembre 28, 2007

Escapadita a Al-Andalus

El fin de semana pasado aproveché para hacer una escapadita a las tierras del sur. Aunque lo que me impulsó a cruzar el país casi de punta a punta fueron las ganas de achuchar por fin a un bicho que echaba mucho de menos, también disfruté muchísimo con todo lo demás (y especialmente con un gatito plomizo que me ha robado el corazón XD).
Mi "aventura" empezó el miércoles. Tenía un poco de miedo porque era mi bautismo en Clickair, en cuyo departamento de atención al cliente y reclamaciones he podido deleitarme con toda clase de historias no siempre agradables xDD Sin embargo, el viaje fue impecable y allí estaba Pablo con su querido Orson Scott Card, en su mundo para no variar jajaja. Nos dimos una vuelta por el Rincón de la Victoria. El aire olía a playa y flores, desde luego nada que ver con la atmósfera negra de Barna. Fue muy bonito caminar junto al mar con la luna llena, constantemente me acordaba de las hermosas noches en mi casa de Mallorca y lamenté no llevar mi cámara encima. Al mismo tiempo, Pablo me iba ilustrando sobre los crípticos nombres de los platos en Málaga, todo para acabar con un "pide tú" xD Me puse las botas con el campero (no, no es un pollo xD) y las papas, ñam ñam.
Al día siguiente lo acompañé a la uni. Al ir a pedir el desayuno comprobé que la criptología no se limitaba a los platos, sino que para pedir un café y un bocadillo hacía falta estudiar filología malagueña xD Eso y la puerta que daba al vacío (muy paranoico, sí) fueron lo más destacable de la mañana. De allí nos fuimos a ver la Alcazaba (de donde saqué esta panorámica del puerto) y a pasear por el centro. Las frituras del Pepa y Pepe que nos echamos al cuerpo a la hora de comer me supieron a gloria.
El viernes aprovechamos la visita al taller para dar una vuelta por Torre del Mar, y ya puestos, por un pequeño pueblo blanco nuclear llamado F-R-I-G-I-L-I-A-N-A, no frígida como se empeñaba en decir Pablo. Momentazo: horda de guiris con cámaras, guiri nos señala y dice: "They are Spanish". Wow, señora! Cuidado que mi lado catalán se ofende xDDD De ahí a las cuevas de Nerja y sus pornográficas estructuras internas jajaja.
Pasamos la última noche en compañía de Beowulf y Angelina Jolie en 3D. Sí, con las curvas de Angie al alcance de tu mano difícilmente puedas recordar otro nombre. Me reí mucho con las pajas mentales de la peli en sí y con las coñas que íbamos generando a la vez.
Para el sábado ya estábamos medio muertos y, aparte de comida familiar y vueltecita por las tiendas frikis, poco más hicimos. Mi avión aterrizaba a media noche y nada más pisar tierra me encaminé hacia Marina rumbo a mi juerga semanal jujuju.
Pero esa es otra historia.
Post dedicado al señor Kermes y las demás personas y animalitos que conocí allí y que tan bien me trataron esos tres días. ¡Gracias a todos!

sábado, noviembre 17, 2007

Los días después


El camino era tan estrecho... tan difícil de seguir sin meter la pata... Viéndola ahí tendida, tan hermosa, con una media sonrisa aparentemente confiada, a Dani se le hacía difícil no levantarse de la silla, tumbarse a su lado, besarla, acariciarla, desnudarla... placer que había esperado pacientemente, "hasta que me sienta preparada", como había dicho ella.
- ¿En qué piensas? Te has quedado empanado- sonrió la chica.
- En... en que eres muy guapa, ¿sabes?
La sonrisa se acortó. Dani bajó la cabeza abatido. La muchacha se levantó y, mientras lo abrazaba, susurró:
- Tendría que haber sido contigo...
El chico tragó saliva. Todo le venía demasiado grande. Sin llegar a entender del todo cómo se había ligado a esa chica tan bonita, las semanas fueron pasando y su suerte se vio confirmada: estaban saliendo, se querían, iban a perder la virginidad juntos cualquier día de estos... y un cerdo la había abordado en la calle cuando iba a recoger a su hermano, arrastrado a un parking y violado sin más entre los coches aparcados. A su niña, la de la sonrisa turbadora, las pecas traviesas y el pelo suave... dios, seguro que aquel hijo de la gran puta no se había fijado en nada de eso, la habría reducido a un coño, sin más. Lo que tenía que ser bonito se había vuelto brutal, y Dani no sabía arreglarlo. Desde entonces había ido con pies de plomo, porque ella no era ni mucho menos la misma. A veces lo abrazaba, pero cuando él intentaba hacer lo propio se estremecía, se volvía ausente, él se asustaba también y acababan pasando a hablar de cualquier chorrada.
Allí seguía, abrazada a él. Ahora venía cuando le devolvía el abrazo y se apartaba y... no, no le daba la gana que volviera a ser así. Dani apoyó el brazo con decisión, sin soltarla cuando intentó zafarse. Lo miró desencajada y preguntó:
- ¿Por qué me haces esto?
- ¡Mírame! Que soy yo, Dani, el de siempre. Te quiero, joer, y quiero abrazarte, quiero estar contigo en todo esto. Me siento gilipollas, ¿vale? seré un crío, ya lo sé, pero por favor...
- Perdona...
Dani aflojó un poco el brazo.
- Si tú me abrazas, ¿por qué no puedo abrazarte yo?
Esta vez no se apartó.
- Tendría que haber sido contigo...- musitó.
- Conmigo...- repitió distraídamente Dani mientras hundía los dedos en los rizos que tanto añoraba -. Tu gilipollas está aquí.
La chica soltó una risilla y la sonrisa dejó de ser un simple esbozo. Por fin el camino se ensanchaba.

viernes, octubre 12, 2007

Renacer

Tras un largo y amargo paréntesis vuelvo a caminar. En mis últimos posts ya pudisteis haceros una idea de cómo había cambiado mi vida en pocas semanas. Realmente llegué a perder toda esperanza porque los cimientos de cada una de las cosas que me importaban se tambalearon con violencia. Algunas de esas cosas cayeron, otras por suerte no. A finales de julio me vine a Barcelona con la idea de reconstruir lo derrumbado y unas diez semanas más tarde puede decirse que he tenido éxito en la primera fase de las obras.

Cuando llegué me recibió la oscuridad, concretamente el famoso apagón que duró varios días. A mí, que llegaba con el corazón destrozado y el miedo en el cuerpo, me pareció un muy mal augurio. A pesar de la cálida bienvenida de Mar y Laura y la cena en el japonés con conversación sobre manga-videojuegos-vídeos-música (como debe ser xD) fue una noche difícil. Apenas dormí y lloré muchas veces: de miedo, de rabia, de nostalgia, de incertidumbre, de decepción... sentimientos que poco a poco han ido desapareciendo por fin. Todavía lloro de vez en cuando, pero ya sólo cuando me da por echar de menos todas esas personas y lugares que amo y están lejos. Ni mucho menos es el llanto amargo con dolor en el pecho incluído de entonces y supongo que no tiene nada de malo.

En estas semanas estuve trabajando un mes y medio en una tienda erótica, hasta que me salió una oportunidad bastante buena (¡gracias, nena!) y ahora estoy de teleoperadora para Clickair a tiempo parcial. Aunque no sea el mejor trabajo del mundo, me permite vivir por mi cuenta y me queda tiempo para hacer algunas asignaturas en la uni. Así quedó resuelto uno de mis peores problemas: la pasta. Quitarme ese peso de encima y el de no tener casa me han cambiado la cara. Hace dos semanas que tomamos posesión de un piso amplio y bonito y los problemillas domésticos que estamos teniendo ahora no son nada comparado con todo lo anterior (aunque son de juzgado de guardia ¬¬ ya habrá post-denuncia, ya). Además, Mario está bien, que es lo más importante.

Os dejo una foto de luna llena y fachada del piso de Mar, que se ocupó de Riina-Kaisa y yo durante bastante tiempo^^ Cuando todo parecía oscuro me pasaba mucho rato mirando su luz, un rastro de belleza en mi vida. Algunos estaréis hartos de oír/leer esto, pero no me abstendré de repetirlo una vez más, aunque sea para que el mundo se entere:

Gracias por el cariño que me habéis dado y la confianza que depositásteis en mí. Sólo he sido capaz de salir porque vosotros me demostrásteis que podía hacerlo. Os quiero

jueves, agosto 02, 2007

Aviso

Ehm... dominar el mundo es una tarea que requiere su tiempo. No he muerto, estoy en ello ;-)

sábado, julio 21, 2007

Retirada de "El Jueves" a causa de su portada

Y después nos horrorizamos con la polémica de las caricaturas de Mahoma. Me parece increíble que pueda suceder algo así en este país a estas alturas de la democracia.

Estoy avergonzada.

lunes, julio 16, 2007

Mirando hacia el sol naciente

Alejada ya de las tierras nórdicas, el otro día me dio por dirigir mis pasos hacia la mitología japonesa, a la que nunca antes había tenido ocasión de atender. Mi primera aproximación resultó ser de lo más interesante y entretenida.

La mitología más tradicional se denomina sintoísta y está recopilada en dos obras de principios del s.VIII el Kojiki y el Nihongi. La religión era una especie de chamanismo y eran una especie de espiritistas los encargados de comunicarse con el otro mundo. La figura clave era el kami, concepto amplio que no sólo designa un dios propiamente dicho, sino "cualquier cosa fuera de lo común, con un poder superior". De este modo, cualquier cosa extraordinaria pasaba a considerarse un kami, ya fuese una gran montaña o una persona muy fuerte. Los kami tenían el cuerpo y todas las virtudes y defectos del ser humano, aunque solían caracterizarse por una bondad o maldad excepcionales. Al morir, su espíritu seguía vivo y en ocasiones abandonaba el cuerpo pasando a manifestarse como un objeto.

Poco antes de que la mitología sintoísta fuese compilada hizo su introducción el budismo. Llegado a través de China, sufrió una transformación para asimilar en su seno las creencias japonesas previas. Concretamente, se decía que el emperador Shomu había tenido un sueño en el que Amaterasu (kami del sol) decía: "Esta tierra es el país de los kami. El pueblo debería venerarlos, pero la rueda del sol es Dainichi Nyorai. La verdadera naturarelza es el Vairocana (Iluminación). Si los seres sensatos entienden esta lógica, deberían convertirse al budismo."
Dainichi es un buda típicamente japonés, asimilado al Vairocana indio y al sol, con lo que Amaterasu (y el sintoísmo en general) queda relegada a un segundo plano. (Muy listo me parece a mí el Shomu este...)

El budismo zen tuvo su inicio en un monasterio de China. La leyenda cuenta que el maestro Hongren, agonizante, anunció que el monje que mejor expresase por escrito qué era el budismo sería su sucesor. El que partía como favorito escribió sobre bruñir el espejo de la mente para reflejar la realidad. Sin embargo, el Pequeño Saltamon... ejem, el joven Huineng escribió que no había espejo. que la naturaleza del buda estaba en todos, esperando a ser descubierta, y no había que bruñir nada. En otras palabras, que todo estaba en la mente ("no hay cuchara"). A partir de aquí, a sentarse a meditar hasta que se presentase la Iluminación.

Foto: Amaterasu

martes, julio 10, 2007

Historia con retales de canciones

"I can see the pain in you
I can see the love in you
But fighting all the demons will take time
It will take time

The angels they burn inside for us
Are we ever
Are we ever gonna learn to fly
The devils they burn inside of us
Are we ever gonna come back down
Come around
I'm always gonna worry about the things that could make us cold"

Angels or devils, Dishwalla

I just want to hold you close
Feel your heart so close to mine
And just stay here in this moment
For all the rest of time

Dont want to close my eyes
I dont want to fall asleep
Cause I'd miss you baby
And I don't want to miss a thing

I don't wanna miss a thing, Aerosmith

Well we know I'm going away (...)
Lord I wish it wasn't so

Save tonight
And fight the break of dawn
Come tomorrow
Tomorrow I'll be gone

Save tonight, Eagle-Eye Cherry

You only see what your eyes want to see
How can life be what you want it to be
You're frozen
When your heart's not open(...)

Mmmmmm, if I could melt your heart
Mmmmmm, we'd never be apart
Mmmmmm, give yourself to me
Mmmmmm, you hold the key

Now there's no point in placing the blame
And you should know I suffer the same

Frozen, Madonna

If I'm true to myself
Nobody else can take the place of you
But I've got to move on
Tell me what else can I do ?

I will love again
Though my heart is breaking I will love again
Stronger than before
I will love again
Even if it takes a lifetime to get over you
Heaven only knows, I will love again

I will love again, Lara Fabian

but..

I'll be there for you
When the rain starts to pour
I'll be there for you
Like I've been there before
I'll be there for you
'Cuz you're there for me too...


domingo, julio 08, 2007

Why are you crying, my angel?

Los hombros del ángel se estremecían mientras lloraba. Una lágrima nació en sus ojos azules, resbaló por su mejilla y se precipitó en los labios de la joven que yacía entre sus brazos, como si del beso que nunca llegó a darle se tratase. Pero ella ya no podía beber las gotas que la habrían salvado.


El ángel se limpió la nariz con la manga y suspiró, tratando de serenarse. Recordó cuando le asignaron ese bebé de pocos minutos de vida. Nunca había visto criatura más hermosa. Desde ese preciso instante, se enamoró de la niña sin remedio, jurando protegerla de cualquier amenaza con cada partícula de su ser. Así, la detenía cada vez que, atolondrada, se arrojaba delante de los vehículos en marcha, sustituía los alimentos en mal estado por otros frescos y distraía a los perros que pudieran morderla.


La niña creció y se convirtió en una muchacha radiante como un vidrio al sol. El ángel no cabía en sí de dicha cada vez que la veía sonreír. Por las noches, aprovechaba el sueño de la joven para rozar tiernamente sus labios con una de sus plumas. A veces le dolía pensar que su condición jamás permitiría que se encontrasen en esta vida, pero por lo menos así podía protegerla de todo mal.


Menos de uno.


Los días pasaban y la chica siempre estaba sola. Al principio no le importaba, después pasó a sentir una leve inquietud que no sabía identificar y al final la desesperación se apoderó de sus noches. El ángel sólo podía morderse la lengua con impotencia cuando la veía llorar creyendo que nadie la quería. Cada vez que entre sollozos suplicaba una caricia, él le habría dado cien abrazos, cien abrazos que en la práctica no eran más que un soplo imperceptible para la pobre muchacha. El calorcito de su corazón fue esfumándose lentamente, hasta que una madrugada el frío se apoderó de ella.


Una nueva lágrima cayó sobre el rostro inerte de la joven. Su condición de ángel le había permitido protegerla de todo mal, menos de uno: la desesperanza.

Yo también soy cuentacuentos

viernes, julio 06, 2007

Mis chicas de las tierras cálidas

Os echo de menos, hostia.

Decir más es tontería.

martes, julio 03, 2007

Finlandia

Quizás el momento de hacer estas reflexiones ya pasó. Hace varias semanas que volví de Finlandia y no sé si vale la pena ponerme a hablar ahora de eso, del mismo modo que ignoro la utilidad de tantas acciones efectuadas en los últimos tiempos. El caso es que cuando "tocaba" hacerlas tenía aún menos neuronas que ahora. Dediqué parte de aquellos días a canalizar mi pena por el "destierro" elaborando este pequeño vídeo. Montarlo también me sirvió para no pensar tanto en otras penas aún mayores. Por problemas de conexión, no pude hacéroslo llegar y no quería dejar mis pensamientos huérfanos. Hoy el vídeo está aquí, pero esos pensamientos han sido arrastrados por el viento.

Me limitaré a decir que durante esos meses repartí trozos de mi corazón a gente diversa, que alguno de esos fragmentos debió ser más grande de lo que deseaba, que gracias a las estrellas fui obsequiada con otros que han venido a cubrir los huecos y que espero ansiosa la llegada de ese pedacito de Suomi que es Riina-Kaisa. Disfruté de bellezas que no me correspondía disfrutar, maldije alguna que otra vez y, por encima de todo, viví. Viví cosas nuevas, cosas viejas de una forma nueva y las inevitables cosas viejas que, vaya donde vaya, no tienen pinta de querer evolucionar.

A veces deseo que la carretera que se extiende ante mí fuera un reflejo de la que tengo a mis espaldas. De esa manera seguro que volvería a pisar Italia, Chile o Finlandia. Además, al hacerlo por segunda vez, no volvería a cometer tantos errores. Por suerte o por desgracia, hoy mi camino aparece más difuminado que nunca. Ignoro si podré regresar a las tierras que tanto echo de menos, pero siempre me quedará el consuelo de saber que una senda inexplorada puede conducir a maravillas nuevas.

Canción del vídeo: Quutamo, Apocalyptica. No me decidía y acabé poniendo una que le gusta a alguien que yo me sé jeje

lunes, julio 02, 2007

Wilson

La mirada que le devolvió el espejo no era la suya, o tal vez sí, él no veía tanta diferencia...

El niño frunció el ceño mientras se apartaba del cristal. Antes de dejar el orfanato de Los Cerros, le habían dicho que nada volvería a ser igual, que su nueva vida iba a ser totalmente distinta y mucho mejor y que tendría papá y mamá otra vez ("¿pero no estaban muertos?"). Después habían aparecido unos desconocidos muy sonrientes que traían regalos y le daban abrazos. Al principio se sintió desconcertado, luego se encogió de hombros y se dejó mimar. Un día, los desconocidos se lo llevaron. Él lloró, todavía no tenía claro por qué esa pareja de pelo amarillo decía que eran sus padres cuando él recordaba perfectamente la negra trenza de mamá y los risueños ojos marrones de papá. Tampoco quería separarse de Sor Teresa, que cada noche lo sentaba en su regazo para contarle un cuento. No le gustaban los cuentos de la mujer rubia, eran raros y estaban salpicados de palabras que él no entendía. Sin embargo, tanto el hombre como la mujer lo tomaban en brazos, le daban besos y le hacían cosquillas, y eso sí le gustaba.

Lo más raro de todo es que al parecer había dejado de ser Wilson Javier Mendoza Pacheco. Ahora se había convertido en Alberto, Alberto Muñoz, "como su padre". Pero el niño del espejo era el mismo de siempre, el Wilson de toda la vida. Como mucho llevaba el pelo un poco más largo, ¡eso no era suficiente para tener cara de Alberto!

Salió al pasillo profundamente inmerso en sus cavilaciones, tanto que no vio que su madre se acercaba. La mujer dio un traspiés y tuvo que aferrarse al marco de la puerta.

-¡Ay, casi tropiezo contigo, no te había visto!- rió mientras lo alzaba cariñosamente del suelo. El niño le devolvió la sonrisa. A pesar de lo raro que era todo, no se estaba mal.

Nada mal.

Dedicado al nuevo hermanito de Laura, quien además ilustra esta entrada ;-P

Yo también soy cuentacuentos

jueves, junio 28, 2007

Memorias penyafortiles (I)

No fallaba. Cada vez que ponía la pezuña en los corredores de la residencia de Pablo, allá en Turku, mis ojos se congelaban en el infinito y empezaba a murmurar: "Esto es como el Penya, me recuerda mucho al Penya". Las risas en los pasillos, el alborozo de la cocina, las llamadas a la puerta para preguntar una duda...

En septiembre de 2003 llegué a Barcelona para estudiar Biología en la UB. Durante el verano había estado muy agobiada, me daba miedo volver a ser el bicho raro y solitario que había sido en los dos colegios de los que venía. Sin embargo, al posarme en la Ciudad Condal noté las pilas cargadas a tope. Siempre había sido una nena soñadora que se sentía atrapada en esta islita y la tierra firme me parecía vasta y llena de posibilidades nuevas.

Mis comienzos en el Colegio Mayor Penyafort-Montserrat, contiguo a la facultad, no fueron precisamente triunfales xD. Ya en el avión empecé a notar un dolor de barriga que atribuí a los nervios. En realidad, era un virus intestinal que me iba a tener casi un mes entero con episodios de diarrea. A las pocas horas de llegar me encontraba realmente mal, así que me hice un ovillo en la cama y traté de descansar. Mi habitación me encantaba. Tenía tres camas y, como fui la primera en llegar, pude quedarme con la mejor. El escritorio era grande y cómodo, igual que el armario y, como la habitación hacía esquina, teníamos ¡cinco ventanas! Forré todos los pedazos de pared que me correspondían con posters de ESDLA y dragones de Ciruelo. Mis compañeras de cuarto se referían a mi zona como "la Tierra Media" xD

El virus no sólo me tuvo la mayor parte de mi tiempo descansando en la habitación, también estuve todo el mes comiendo poquísimo, de modo que me quedé en los huesos. Esa delgadez, mi recién estrenado pelo rubio claro y las minifaldas a las que soy adicta desde entonces no tardaron en darme fama de Barbie. A pesar de todo, en los pocos momentos que sacaba la nariz del cuarto estaba tan revolucionada que pronto me convertí en la payasa oficial del grupo. Para mí era increíble tener a un puñado de personas a mi alrededor riéndose de mis paridas. Por fin había encontrado mi lugar entre gente que me quería, o al menos eso pensaba yo entonces.

Continuará

domingo, junio 24, 2007

Paseando por Palma


Un paseo por las zonas peatonales de Palma. Riina-Kaisa ya ha aceptado mi invitación y el tema también ha sido discutido con Arantza.
Los demás, ¿a qué esperáis? ;-)

martes, junio 19, 2007

Algo así como amor

Y entonces recordé, recordé que hubo una vez que fui muy feliz en Palma. Después del parón agostil, la autoescuela volvía a ofrecer prácticas. Para poder asistir, en julio había estado instalada en el piso ruinoso con mi abuela. La idea era repetir en septiembre... si no fuera porque días antes habíamos tenido una gran pelea :-P Total, que me fui solita para allá, sin nadie que me diera órdenes... ni me bajara a la Tierra.

Poco antes de acabar el curso había conocido a un chico que me dejó bastante flipada. El caso es que me tuve que ir a Mallorca antes de poder establecer relación alguna con él y no le di demasiada importancia, la verdad, pero, como suele suceder en estos casos, después no fui capaz de olvidar sus ojazos en todo el verano (¡caca!). Así que os podéis imaginar cómo me puse cuando por casualidades de la vida obtuve su messenger. Día tras día hacía el perro por la mañana, iba a conducir por la tarde y bajaba al locutorio de los moros a chatear con el muchacho este por la noche. Nuestros diálogos no eran un derroche de pasión, pero a mí me bastaban. Quería creer que las cosas funcionarían, que por una vez yo también iba a tener una oportunidad.

Fueron semanas extrañas y hermosas a la vez. Yo siempre había sido "durilla" y me costaba verme a mí misma tan atontada ¡¡¡por un tío, un simple tío!!!. Como me sentía muy ridícula, pero me gustaba a la vez, opté por reírme de mí misma. Me ponía música empalagosa. Salía a pasear por la calle San Miguel y Vía Sindicato con una sonrisa bobalicona, imaginando que no estaba en Palma sino en Barcelona y que esa noche lo vería en persona en vez de por messenger. Entraba al Bijou Brigitte y compraba adornos de pelo que sabía que, más que guapa, me hacían ñoña. El amor era una cursilada, pero debía admitir que me estaba golpeando, así que... ¡a ser cursis! ¡Arriba las trencitas y los pasadores en forma de mariposa, los pintalabios rosados y las falditas de vuelo! ¡Looove, yuuujuuuu!

Ñoño o maravilloso, el caso es que pasé una época muy bonita. En estas últimas semanas tan feas casi lo había olvidado, pero cuando me acordé de esa estúpida felicidad salí a pasear por esas calles imaginando que todo volvía a ser como entonces. Aunque no era el caso, aunque aquel cuento no hubiese acabado bien ¿quién podía decirme que la historia no se iba a repetir algún día con un final distinto? Una idea tan chorra fue la primera brizna (otras se han ido sumando) de promesas nuevas en mi desierto. Pati... tendrás que asumirlo, sabes que el amor te salvará... y que en realidad eres una cursi xDDD

lunes, junio 18, 2007

Algo así como amor (prólogo)


A pesar de lo linda que es Palma, no me gusta demasiado permanecer en ella. De pequeña, era el sitio al que me llevaban a hacerme pruebas médicas cada dos por tres. Después, me pasé siete años viviendo en un piso cuyo estado no era precisamente bueno. Mi única compañía era mi abuela, con quien siempre ha habido cariño pero nunca he podido hablar de casi nada. En su infinito amor, la buena mujer me sobreprotegía al extremo, sin dejarme salir más que para ir a clase, de modo que ni siquiera podía disfrutar de mis largos paseos para aliviar la soledad. Del colegio mejor no hablaré, mis únicos amigos eran los apuntes y me dediqué a estudiar como una posesa para olvidar que el resto de mi vida era una mierda.

En suma, que los recuerdos a los que tengo asociada esa ciudad son muy malos y cada vez que pienso en que tengo que pasar una temporada allí se me retuercen las tripas. Personas de vida agradable sufren depresiones post-Erasmus, yo tuve que cortar súbitamente un Erasmus tan maravilloso como el de cualquiera para volver a una familia patas arriba y encima, no podía irme a mi casa verdadera en el pueblo, sino permanecer en Palma. Los primeros días, la sensación de soledad era tan grande que a cada paso me asfixiaba. Levantaba la vista y veía cosas bonitas, pero al no tener con quién compartirlas hasta me daba rabia que existieran. La tristeza, la angustia, el miedo, las duras responsabilidades que me tocó asumir de pronto, la nostalgia de Finlandia, Barcelona y mi otra casa, la distancia que me separaba de las personas que más quiero... confluyeron hasta crear una espiral de desesperación. No quería continuar, no quería nada, sólo caer, caer eternamente, desaparecer de la faz de la tierra y olvidar que una vez estuve viva.

Sin embargo, ciertos criaturos se manifestaron desde las más diversas localizaciones pidiéndome que no hiciera barbaridades y prometiendo "ir a buscarme al mismo Infierno" si se me ocurría marcharme a él. No sé si fue por evitar verlos junto a Satanás (lo cual sería explosivo xD) o por no hacer una putada a la gente que me quería, pero decidí intentar buscar algo hermoso a lo que asirme.

Y entonces, recordé.

Foto: la Vía Roma de Palma... vista desde la habitación de mi padre en la clínica U_U

miércoles, junio 13, 2007

Una mañana tediosa

El gatito correteó juguetón entre sus piernas. Mauricio le dio un pequeño empujón con el pie, pero el animalito no pareció captar el mensaje y siguió mordiendo la desgastada sandalia del viejo. El hombre se agachó con cierta dificultad, cogió la gimiente criatura en su arrugada mano y la fue a dejar al patio trasero de la tienda, en donde sus hermanitos maullaban y se revolcaban en el polvo.

- Deberías cerrar la puerta- dijo una voz cansada a sus espaldas.

- Me gusta ver los gatos- replicó sin girarse. La mujer no dijo nada y se marchó.

Mauricio se sentó pesadamente tras el mostrador. Tal vez Elvira tenía razón, tal vez no sólo había que cerrar la puerta del patio para evitar que entrasen los gatos, sino también la delantera para que la pobreza no pudiera terminar de cruzarla y amargar los años que les quedaban. "Me gusta mi trabajo" pensó. Sin embargo, al cerrar los ojos podía ver con toda precisión cada una de las joyas de las vitrinas de la tienda, inmóviles desde hacía tiempo. Rara vez alguna de ellas abandonaba su pequeño pedestal de raso. Atrás habían quedado los años en que los jóvenes compraban anillos para sus novias con ojos soñadores. Ahora casi no quedaba juventud. Todos se iban a la ciudad. Como Rosana.

El anciano joyero abrió un cajón. Allí estaba, pequeño y brillante, el corazón que anhelaba ver prendido del cuello de su nieta. Con gran cuidado, lo sacó y sonrió gozoso al imaginarlo sobre la suave piel de la muchacha. "La próxima vez que venga, se lo doy. La próxima vez..."

- ¿Qué tienes ahí, viejo?

Mauricio levantó la cabeza sobresaltado. Una mirada torva y ansiosa recibió su gesto. Antes de darse cuenta, el hombre lo tenía atrapado en un abrazo de hierro.

- ¿Dónde está la caja?

- En la caja no hay na...

Una hoja de acero cortó las palabras del viejo. Elvira entró en la tienda a tiempo de ver cómo su marido se desplomaba. El ladrón lanzó una maldición mientras pateaba el cajón de la caja, que rodó vacío por el suelo. Alzó la vista y se encontró con los ojos helados de la anciana. Con un rugido salvaje, la apaleó hasta que dejó de gemir. Entonces, y sólo entonces, miró en derredor. Mauricio yacía sobre las baldosas mojadas, los morados empezaban a formarse bajo la blanca piel de Elvira. El cuchillo se le cayó de las manos. Y huyó.

El gatito que correteaba hacia la puerta se detuvo en seco. Esta vez no se atrevió a entrar.
Yo también soy cuentacuentos

viernes, junio 08, 2007

Mario

Dicen que cuando mi madre se quedó embarazada, papá afirmó que no esperasen que fuese a interesarse por la criatura antes de que fuera "persona", "cuando empiece a razonar y deje de ser amorfa". También cuentan que unos meses más tarde, unos médicos pronosticaron erróneamente una muerte temprana para su bebé y entonces él lloró frente al mar sosteniéndola en sus brazos.

Dos décadas más tarde, yo temblé ante un lago ante la perspectiva de perderlo. Afortunadamente, los galenos volvieron a errar sus predicciones y aquí nos tenéis a ambos, "jodidos pero contentos" como dice él.

En estas horribles semanas, lo único que me ha mantenido con un soplo de ilusión ha sido verlo un poco mejor cada día (a nivel psicológico también, el Mario auténtico está derrotando al Mario tirano y quejica, bieeeen). No sólo se ha cargado las estadísticas sanitarias, también ha demostrado ser una persona muy especial para todo el mundo. El otro día, un enfermero vino a buscarlo para llevarlo a rehabilitación. Me hizo gracia porque tenía un aire a O'Malley de "Anatomía de Grey". En ese momento ya pude comprobar que hablaba mucho, pero cuando nos quedamos solos, Mario se empezó a reír y me dijo: "Este pobre muchacho se llama Joan y no tiene a nadie que le escuche, así que siempre me da palizas." Yo le dije que vaya que si hablaba xD Papá lanzó un suspiro risueño antes de continuar: "Ahora soy su consejero sentimental". El caso es que al chico le gusta mucho una paciente de rehabilitación y quisiera tener algo serio con ella, pero su extrema timidez le impide tratar de llamar su atención. Además, la recuperación la chica está literalmente en manos del fisioterapeuta, que por supuestísimo es un gallito. "Tiene novia y sólo quiere a mi chica para tirársela, mientras que yo la quiero de verdad. Tengo que estar allí de pie viendo cómo le tira la caña mientras le da los masajes" se lamentaba. Con un poquito de mala leche apodé al chaval "el Don Juan", sugerencia que hizo reír a Mario y recitar: (voz en falsete)"¡Ay, no, Don Juan, que soy doncella!" (réplica con vozarrón) "Nada, nada, ¡TODA ELLA! Y las bolas además". Lo que me reí, qué tío xD Bromas aparte, la historia de nuestro Don Juan me enterneció (será que he sentido esa impotencia un millón de veces), pero más la confianza que depositaba en un anciano paciente desconocido.

Estoy muy orgullosa del papá que tengo, que sabe ganarse el cariño de propios y extraños, que lo resiste todo (yo le digo: "Parece que te hubieras enfrentado a Sylar", frikada que el pobre no pilla jajaja) y que empezó a quererme antes de que fuera persona. Él fue el primero en estimular mi curiosidad, en apostar por mi cuerpo cuando los demás sólo veían mi cerebro y en animarme a ser yo misma dijera lo que dijera el resto del mundo.

Y, cómo no, es el que más me quiere ^^

lunes, junio 04, 2007

"Un kitekat"

El sábado por la mañana fui a buscar a Chris a la estación de autobuses. Hacía 10 meses que no nos veíamos y creo que ambas sentíamos cierto respeto hacia lo que nos pudiéramos encontrar, puesto que esos 10 meses no han sido nada fáciles para ninguna de las dos y los palos siempre cambian a las personas. Sin embargo, los casi 20 años de amistad pesaron más que la decena de lunas e inmediatamente constatamos que nada había cambiado: Chris se moría por un par de napolitanas de chocolate y yo "seguía pareciendo una pija" xD Así, mientras ella devoraba su desayuno yo jugueteaba con mis gafas de sol DKNY, seeee.

Después de eso estuvimos haciendo el vago un rato en mi casa hasta la hora de ir a la clínica a dar la comida a mi padre. Aunque no pareció muy contento de verla (en general a la única persona que quiere ver es a mí U_U), al menos ella pudo quedarse más aliviada al charlar un poco con él y constatar su buena evolución.

Inmediatamente después cogimos el bus para ir a Porto Pi (para los que no lo sepáis, es un centro comercial y de ocio en el puerto de Palma), en donde comeríamos y nos juntaríamos con otra amiga de Chris que no conocía para ver Piratas del Caribe III(sí, a pesar de que la primera es irrepetible hemos seguido el resto de la saga con ganas). Como no teníamos mucha hambre, primero dimos un paseo frente al dique del oeste y aprovechamos para hablar de todo un poco: el futuro, los grandes momentos que habíamos vivido juntas... no sé, muy muy emotivo, sobre todo teniendo en cuenta lo diferentes que somos. Al final apoyamos nuestros culos en las sillas de un Pizza Hut en el que tuvimos que esperar décadas hasta que nos atendieron. Para pasar el rato nos dedicamos a estudiar a los pijos horteras de la mesa de al lado... instructivo, muy instructivo xDDD Entonces llegó Xisca, que me cayó muy bien, y nos fuimos ¡al abordaje!

Sobre la peli... como ya he dicho antes, la primera es la mejor con diferencia. De todos modos, me reí varias veces... especialmente cuando me piqué con los de atrás y empezamos a arrojarnos cartones de palomitas vacíos jajaja y con la paja mental de las "Pollazas del Caribe"... sí, estamos fatal, para qué negarlo xDDD

Al terminar, Xisca se marchó. Nosotras fuimos a una tienda de discos a comprar la BSO de la peli y al bus de nuevo para volver a mi casa, no sin antes sorber un delicioso helado mientras veíamos el atardecer desde el baluarte de la catedral.

Chris se había autoinvitado a dormir, lo cual no me suponía la más mínima molestia. Por la noche charlamos un poco más y al levantarnos, mamá nos había traído cosas ricas para desayunar^^ Cuando estuvimos, fui a dejar a Chris a la estación de buses. Intercambiamos un abrazo y palabras de ánimo, y hasta pronto, amiga.

No suelo poner entradas tan cotidianas, pero un plan tan sencillo supuso una pausa en una rutina de casi 20 días de clínicas y soledad. El título del post viene de una paranoia de hace por lo menos 10 años, de cuando Chris, acostumbrada a la comida de los gatos, pidió un "kitekat" en vez de un "kitkat" en una cafetería, con los consiguientes "WTF??" y posterior partida de caja.

Esa pared pintarrajeada de detrás de nosotras es la de mi cuarto, pa que veáis lo grunge que soy a pesar de las gafas DKNY ;-)

viernes, junio 01, 2007

Dolor

Quería que mi próxima entrada fuera la hermosa despedida que no pude conceder antes a mi adorada Finlandia, pero de momento no he podido subir el vídeo que había preparado a tal efecto, así que tendrá que esperar.

En su lugar, voy a divagar un poco sobre mi situación actual, lo cual no va a ser nada agradable, pero tampoco me quedan neuronas para pensar en otra cosa. La mayoría de los que me leéis ya sabéis más o menos de qué va la cosa, pero bueno. Hace 20 días me encontraba yo tan feliz en Finlandia, contenta por haber logrado desembarazarme de fantasmas que me habían atormentado durante años, gozando de una entrada de la primavera provocadoramente bella, ansiosa por reencontrarme con mis amigos (iba a pasar unos días en Barcelona antes de seguir viaje a Mallorca) después de un año sin verlos e ilusionada ante un futuro que por primera vez en muchos meses pintaba prometedor. Sólo llevaba clavada una espinita que las próximas noches de juerga y risas iban a neutralizar con toda seguridad. Y entonces... plaf, me llaman para comunicarme que mi padre se está muriendo a causa de una hemorragia cerebral severa. Mi padre, la única persona en la que pude confiar durante muchos años, la única que me animó a ser yo misma incluso ante mi madre (ella jamás ha sido capaz de aceptarme), la persona que mejor me conocía, me entendía, me escuchaba... en fin, la persona más importante de mi vida. Aparte de la conmoción de la noticia en sí, eso significó verme arrancada bruscamente de Finlandia, puesto que en menos de 48 horas estaba sentada en un avión rumbo al sur. No recuerdo haber llorado tan amargamente como en ese avión en años. En teoría, debería haberme ido unos 10 días más tarde, días en los que quería ir despidiéndome poco a poco de la tierra primero soñada y luego amada, de las personas que había conocido y que difícilmente volvería a ver y de una vida de diversión que con anterioridad me había estado vetada durante demasiado tiempo.

La tierra de los mil lagos se iba esfumando por la ventanilla y, a diferencia de todas mis anteriores vueltas a casa, pensar en lo que me esperaba no me consolaba en absoluto. Mi padre no iba a poder darme un tierno abrazo, mi madre no sería capaz de ocultar lo mucho que la había decepcionado y no tendría a uno solo de mis amigos cerca para apoyarme (es lo que tiene haber sido la margi del cole, vuelves a casa y tu casa está vacía).

Dos semanas hace ya de todo esto. Gracias al karma, las velas, las oraciones, los pensamientos o lo que fuera mi padre sobrevivió sin secuelas a su gravísimo estado, lo cual me llenó de alivio y orgullo. Sin embargo, todo lo demás en mi vida se desmorona. Mi día a día consiste en cuidar a mi abuela enferma en casa y a mi padre recién operado del cerebro en la clínica. El hastío y los efectos de los medicamentos hacen que esté quejica y caprichoso. Tengo que cumplir sus órdenes al instante o empieza a protestar como un bebé. Por las noches, sus gemidos y el traqueteo de las enfermeras no me dejan dormir. Si vengo a casa, es para encontrar a mi abuela quejándose de lo suyo. Cuando aparece mi madre, me reprocha no ser supergirl y tragarme todo esto con dignidad (hace 10 días ella se ponía a llorar en cada esquina y hablaba de mi padre en pasado U_U), aparte del eterno reproche de no ser normal en vez de friki. Papá aún necesitará un largo tiempo de recuperación al volver a casa. Encima están todos amargados por una vida de problemas económicos que también me atrapan a mí. El carácter irritable de mi madre complica las cosas aún más, puesto que ya no sabemos qué diablos hacer para complacerla, acabamos los demás también tensos y my sweet home es una olla a presión. Ni siquiera me dejan cantar para desahogarme, pues al parecer les resulta extremadamente molesto.

A todo esto sumadle una vida sentimental de mierda que no hace más que darme disgustos y restadle los 4 kg que he perdido en 15 días, más los otros 3 que se evaporaron aún en Finlandia cuando ya intuía que esto iba a acabar pasando.

La foto es la vista de la ventana de mi habitación de Palma durante un atardecer invernal. Ahora, en vez de mirar, lo único que me apetece es saltar por ella y volar como un ángel durante los segundos previos a mi entrada al infierno, si es que no estoy ya en él.

viernes, mayo 25, 2007

Anette

No más rumores, no más incógnita: Anette Olzon es la nueva cantante de Nightwish. Esta sueca que el próximo mes cumplirá 36 años fue escogida entre más de 2.000 candidatas. No he tenido ocasión de oír más que tres pequeños samples de los temas nuevos que están colgados en la web oficial de la banda, pero mis miedos parecen confirmarse: cada vez más orquesta y menos caña. Quiero creer que los samples han pillado cachos "afortunados" o que Tuomas está decidiendo abandonar la senda de las tinieblas en pro de la luz, porque admitir que se está pasando al sinfonic/soundtrack pop duele (ya se sabe que cuando haces pop, ya no hay stop).

En cuanto a Anette, dista mucho de ser la tetona embutida en cuero que proclamaban ciertos medios. Físicamente me parece una nórdica bastante normalilla, lo cual refuerza mi confianza en el criterio de Tuomas. En cuanto a la voz, tal vez sea demasiado pop y dulce para mi gusto, pero no canta nada mal, llega a las notas que debe llegar y no se queda sin aire. Supongo que habría muchas chicas capaces de cantar maravillosamente cada una en su estilo y han optado por esta teniendo en cuenta este alejamiento global de la oscuridad ya mencionado.

En fin, a la espera de oír el disco completo y examinar las letras, y sin despreciar a Anette, creo que discos como "Oceanborn" (a pesar de que tiene algunas ñoñadas intercaladas) o "Wishmaster" serán difíciles de superar. La pérdida de potencia de Nightwish es algo que vengo denunciando desde la época de Tarja, pero entonces aún nos quedaba su fuerza ante el micrófono. O quizás sea yo quien deba adaptarse a la cara más dulce de una de mis bandas favoritas.

lunes, mayo 14, 2007

Los que llegaron con el frío

En enero regresé a Finlandia hecha un mar de dudas. El primer cuatrimestre había sido maravilloso en cuanto a mi relación con Tapio (el señor de los senderos en la mitología finlandesa) se refiere, pero no había conocido a prácticamente ningún finlandés ni tampoco había terminado de encajar con los Erasmus de mi clase. Mi retorno estaba motivado por la esperanza de que el intercambio podía dar para mucho más y valía la pena intentarlo. Sin embargo, tras unas difíciles vacaciones de Navidad en las que constaté que las cosas en casa iban muuuy mal y varias semanas en las que apenas tenía clase, cuando la tenía era con un puñadito de finlandeses que no me hacían demasiado caso, y totalmente desconectada del ambiente Erasmus, puesto que todos los que conocía se habían ido, en esos momentos me desesperé bastante. No dejaba de pensar que debería estar en España haciendo algo útil para mí y mi familia en vez de estar perdiendo tiempo y dinero aquí.

Como en las mejores películas, cuando todo parecía perdido unas manos me asieron con firmeza y me sacaron de la oscuridad. Así, después de las duras semanas iniciales, no sólo dejé de sentirme sola sino que he disfrutado de uno de los periodos más intensos de mi vida.

Aquí están los dueños de esas manos^^

Riina-Kaisa

Empezó: custodiando la misma puerta (como San Pedro xD)en el cine Plevna durante el Tampere Film Festival.
Lo que hizo: se ha convertido en mi mamá, directamente xD
Frase: "Me has pegado tu acento español." (Dicho como si fuera del extrarradio, pero con acento finés a la vez xDD)
Momentazo: "Quisiera olvidar toda esta historia, pero como no me la puedo quitar de la cabeza, he inventado una canción ridícula sobre ella." (Le canturreo la canción, friki y ridícula a matar, y nos empezamos a descojonar en plena calle). "Ahora cada vez que pienso en el tema, me viene la canción y me parto sola." "Ya veo, ya, tú sí que sabes superrarr las penas." Jajajajaja
Mensaje: ojalá te den la plaza, ojalá ojalá ojalá!!

Pablo
Empezó: descubrí su blog y le dejé un comentario.
Lo que hizo: según él, nada.
Frase: "Mira, otro Fiat Punto!"
Momentazo: el día que fuimos incapaces de hacernos una foto juntos, que jartón de reír. Me quedo con esta, que llego a salir un pelín más cabezona y el ayuntamiento me contrata pa los pasacalles. Del encuadre no voy a hablar xDDD Y por si fuera poco, yo empeñada en que Dan Brown nos miraba desde el techo jajajaja
Mensaje: gracias por haberme apoyado tanto.

Ildi
Empezó: TOAS quiso que viviéramos juntas.
Lo que hizo: llenar de ternura cada día.
Frase: "She can talk about linguistics!" (refiriéndose a mí)
Momentazo: las dos acariciando con el TouchPad la nariz de su perro, que lo tiene de fondo de escritorio, mientras emitíamos sonidos en plan "oooooh" muy agudo xD
Mensaje: I'll really want to see you when I go to Hungary (and talk about linguistics!).
(No hay foto porque no me deja poner fotos suyas :-P )

Dámaso
Empezó: me dejó un comentario en un vídeo que subí al Youtube.
Lo que hizo: sacarme a que me diera el aire en los momentos más críticos.
Frase: "Em fa maaaaandraaa." ("Me da pereeeeezaaaa.")
Momentazo: la noche en que mientras bebíamos té y Dan Brown seguía espiando desde el techo, dimos rienda suelta a nuestro enciclopedismo y nos leímos media Frikipedia y parte de la Encyclopedia Dramatica. "No confundir con bujero negro" xDDDDD
Mensaje: Ets ranci, vale, però no tant com per no quedar per Barna, oi?

Letycja
Empezó: nos presentó Riina-Kaisa.
Lo que hizo: preocuparse de que en ningún momento desapareciera la sonrisa de mi cara.
Frase: "I know you're worried, but you're still smiling!" (Dicho con una gran sonrisa a su vez.)
Momentazo: siempre éramos las que más nos emocionábamos bailando canciones pasadas de rosca en el Bebop (El Bebop es el típico local petado de Erasmus en el que todo es una puta mierda pero vamos porque el alcohol es barato xD)
Mensaje: I'd had liked to share more time with you. We'll find each other, I'm sure.

Me dejo gente, como siempre pasa en estos casos. Risto, el único novio-de-amiga que no me hace sentir como una vela jajaja; Marco, el italiano que más nos divierte; Jarno, que trabajaremos poco pero nos reímos mucho...

Pues eso, gracias a todos por los buenos momentos, por los ánimos y por haberme hecho recuperar la fe en muchas cosas.

(Me cago en las herramientas de formato de Blogger)

sábado, mayo 05, 2007

Locos por la música (II)

Y al día siguiente fue el concierto de Sonata Arctica. Tenía lugar en una sala llamada Pakkahuone, adosada a un bar-cafetería-sala de conciertos más pequeños bastante importante, Klubi. Como llevábamos varios días sin vernos, Riina-Kaisa y yo quedamos por la tarde temprano para tomar algo en Klubi, a ver si nos topábamos con la banda. Vimos al batería y al teclista pululando por los alrededores del local, pero como no estábamos seguras de si eran ellos nos quedamos sin autógrafos xD El caso es que nos pusimos a empinar el codo en la sala pequeña mientras la banda que iba a actuar allí por la noche iba preparando los instrumentos. Por alguna razón, el batería nunca parecía quedar satisfecho y no dejaba de machacar con un pam-pam-pam-pam revientacerebros que acabó por volvernos histéricas a ambas (hasta el punto de querer hundir un pesado cenicero en su cráneo grrrr). Antes de manchar nuestras manos de sangre, preferimos cambiar de local.

Cuando llegó el momento de hacer cola en sí, Riina-Kaisa me abandonó. Ahí estaba yo, detrás de un puñado de heviatillas quinceañeros y delante de heviatillas más mayores, como si nos hubieran ordenado por edades. Entonces apareció Marco, el chico italiano que iba a ver el concierto conmigo, y empezó a llover. La lluvia dio paso al granizo, mientras el viento se encargaba de amenizar todavía más la función, yujuuu. Nos desesperamos y empezamos a chillar, pero los inflexibles porteros no nos dejaron entrar hasta las 7 en punto. Afortunadamente, cogimos buen sitio, detrás de un trío de pequeñas lesbianas (si no lo eran, lo parecían), que se pasaron las tres horas de espera sobándose por debajo de las camisetas y dándose bocados en los hombros. Lo que me reí con los calentones de Marco xD encima me dio por echar leña al fuego comentando mi afición por mimar y manosear a mis amigas jajaja.

Sobre el concierto en sí... no tengo palabras, increíble. Lo vi desde 3ª fila, con el guitarrista justo delante de mí que me dejó flipando con sus riffs y mi adorado Tony "visitándolo" constantemente como refleja la foto de arriba. Por fortuna, su voz no pierde un ápice de calidad en directo y me llevé una grata sorpresa al constatar su simpatía, pues se pasó todo el concierto sonriendo, saltando y haciendo tonterías. Hubo un momento en el que le llamó la atención mi enorme cámara jajaja. Lástima que la memoria no daba para mucho y los vídeos que he hecho son sólo fragmentos, pero aún así se ve lo cerquita que estaba y lo bien que canta el sr. Kakko.

Aquí os dejo un fragmento de "Full Moon", grabado después de llamar por teléfono a Mun para compartir la primera parte de la canción con ella aunque estuviera lejos ^^

martes, mayo 01, 2007

Locos por la música (I)

Este ha sido uno de los mejores fines de semana de mi intercambio. El sábado por la tarde quedé con Jarno para ir avanzando la animación que hacemos juntos. Para los que no estén informados, se trata de una animación de pocos segundos hecha con los dibujos sobre papel de toda la vida. El caso es que nada más mirar a Jarno, con su gorro y su pelo tieso teñido de rojo, me di cuenta de que era un friki y no tardé en revelar mi condición (algo más camuflada). Mucho ha llovido desde entonces: el guión de una animación más gore que Rasca y Pica, decenas de vídeos frikis, carcajadas estentóreas, intercambio de música, etc. Por eso no es de extrañar que el sábado aprovecháramos que estábamos solos en el aula para fornicar ansiosamente sobre las planchas de dibujar... es broma xD aprovechamos para poner videoclips metaleros en el proyector y trabajar con la música a todo volumen. Lo de trabajar es un decir, porque aunque yo estaba bastante motivada, Jarno no paraba de dar vueltas, hasta que murmuró: "Necesitamos alcohol". Yo miré la cerveza que tenía en la mano, preguntándome qué más quería a las 14'30 de la tarde. El caso es que salió y volvió con una botella de vino y vasitos de cartón. A partir de ahí se concentró bastante más, pero entonces fui yo la que empezó a desvariar xD. Así y todo, dibujamos hasta que se nos acabó el papel. Después nos echamos unas risas con los vídeos de El Rellano y dimos la jornada por concluida.
La segunda parte del día me aguardaba. Cené rápidamente y corrí a tomar el bus junto a Ildi (mi compañera de piso, una chica húngara) rumbo a la Tampere University of Technology, en cuyo jardín habían instalado unas carpas para conciertos. Tras recoger a una amiga alemana de Ildi, llegamos a las carpas. Lo primero que nos dijeron es que nos apartáramos porque venía la ambulancia. ¿Mande? El bataca de la primera banda de la noche se había caído y golpeado la cabeza (¿complejo de Keith Richards?), así que la actuación se cancelaba y la siguiente banda no saldría hasta un buen rato después. Total, nos fuimos a esperar al piso de la alemana, bastante más acogedor que el +1ºC de la calle.
La toma 2 fue mejor. El grupo tocaba una especie de hip-hop fashion extraño que no me gustó demasiado, pero por lo menos me divertí haciendo el tonto. Cuando terminaron, salimos a tomar el aire, momento que Ildi aprovechó para señalar constelaciones como si estuviera poseída (aaay, la sidritaaa). Colmadas las ansias astronómicas de mi amiga, regresamos a la carpa. Esta vez logramos coger buen sitio y vimos a la 3ª banda de cerca. La música era metal-rock y estaba bastante bien. Me gustaron especialmente el batería y el cantante, cuya voz me recordaba un poco a la de Ville Valo (la verdad es que en general los finlandeses tienen voces muy parecidas, especialmente cuando hablan), con la diferencia que no hacía los agudos de nuestro asmático favorito y tenía más potencia. Lo que era insoportable era la pinta de los tíos. El batería era el típico neanderthal desnudo de cintura para arriba que tocaba su instrumento con movimientos simiescos, los dos guitarristas eran una especie de Eduardos Manostijeras asexuados y el cantante... sin palabras. Un chico larguirucho y esmirriado vestido con una falda escocesa y una chaqueta negra abierta que dejaba al descubierto sus costillas y el tatuaje de su inexistente barriga. Su corta melenita negra escapaba de debajo de una gorra de visera decorada con una calavera y una rosa. La cara... rasgos delicados como suele corresponder a los fineses... y una bocaza rollo Steve Tyler. Sumando esta combinación a la emoción histérica que llevaba encima el chaval obtenemos un personaje de lo más hilarante. Resumiendo: los tíos molaban mucho si sólo los oías, pero al verlos la risa era poco menos que incontenible. Para variar, el único normal (demasiado) era el bajista.
Y al día siguiente...