sábado, noviembre 17, 2007

Los días después


El camino era tan estrecho... tan difícil de seguir sin meter la pata... Viéndola ahí tendida, tan hermosa, con una media sonrisa aparentemente confiada, a Dani se le hacía difícil no levantarse de la silla, tumbarse a su lado, besarla, acariciarla, desnudarla... placer que había esperado pacientemente, "hasta que me sienta preparada", como había dicho ella.
- ¿En qué piensas? Te has quedado empanado- sonrió la chica.
- En... en que eres muy guapa, ¿sabes?
La sonrisa se acortó. Dani bajó la cabeza abatido. La muchacha se levantó y, mientras lo abrazaba, susurró:
- Tendría que haber sido contigo...
El chico tragó saliva. Todo le venía demasiado grande. Sin llegar a entender del todo cómo se había ligado a esa chica tan bonita, las semanas fueron pasando y su suerte se vio confirmada: estaban saliendo, se querían, iban a perder la virginidad juntos cualquier día de estos... y un cerdo la había abordado en la calle cuando iba a recoger a su hermano, arrastrado a un parking y violado sin más entre los coches aparcados. A su niña, la de la sonrisa turbadora, las pecas traviesas y el pelo suave... dios, seguro que aquel hijo de la gran puta no se había fijado en nada de eso, la habría reducido a un coño, sin más. Lo que tenía que ser bonito se había vuelto brutal, y Dani no sabía arreglarlo. Desde entonces había ido con pies de plomo, porque ella no era ni mucho menos la misma. A veces lo abrazaba, pero cuando él intentaba hacer lo propio se estremecía, se volvía ausente, él se asustaba también y acababan pasando a hablar de cualquier chorrada.
Allí seguía, abrazada a él. Ahora venía cuando le devolvía el abrazo y se apartaba y... no, no le daba la gana que volviera a ser así. Dani apoyó el brazo con decisión, sin soltarla cuando intentó zafarse. Lo miró desencajada y preguntó:
- ¿Por qué me haces esto?
- ¡Mírame! Que soy yo, Dani, el de siempre. Te quiero, joer, y quiero abrazarte, quiero estar contigo en todo esto. Me siento gilipollas, ¿vale? seré un crío, ya lo sé, pero por favor...
- Perdona...
Dani aflojó un poco el brazo.
- Si tú me abrazas, ¿por qué no puedo abrazarte yo?
Esta vez no se apartó.
- Tendría que haber sido contigo...- musitó.
- Conmigo...- repitió distraídamente Dani mientras hundía los dedos en los rizos que tanto añoraba -. Tu gilipollas está aquí.
La chica soltó una risilla y la sonrisa dejó de ser un simple esbozo. Por fin el camino se ensanchaba.

11 comentarios:

niobiña dijo...

Niña, pues tú me dirás lo que quieras, pero a mí me encanta... Ainsss...

El comienzo es muy duro, muy frío, pero se va suavizando hasta llegar a ese final que me ha devuelto la sonrisa a mí también...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

wannea dijo...

jo, pues si que es duro lo que cuentas... la verdad es que esas cosas te cambian la vida, es un miedo constante, no se, muy bien descrito en tu relato, solo un apunte, la frase de la semana era mas larga xD pero no creo que a Beleita le importe mucho, bessos!!!

Roadmaster dijo...

Jajaja yo me quedé tan pancha con lo que ponía en el título del tema. Sorry, Beleita, ¡que estoy mu empaná!

Munlight_Doll dijo...

No es fácil nunca superar una violación, pero no imposible. Pienso que a esos monstruos deberíamos eliminarlos, para curar ciertos virus del planeta.

En cuanto al texto... Varias cositas:
-Los diálogos están muy bien. Son muy naturales y reflejan bien la oralidad. Resultan espontáneos y nada artificiales.
-La redacción no me acaba de convencer. Me recuerda un poco a Stephen King. Mezclas un estilo familiar con uno más literario y formal, y el resultado no acaba de quedar del todo bien. Hay frases en las que ciertas palabras informales desentonan un poco, como en el caso de "Sin llegar a entender del todo cómo se había ligado a esa chica tan bonita". Si en lugar de "ligado" hubieras puesto "conquistado", por ejemplo, quedaría bastante mejor. Pero bueno, es mi opinión solo.
- La temática. No es que esté mal, ni que sea un tema muy sobado, aunque tampoco es muy original. En ese sentido creo que puedes dar mucho más. Yo sé que tienes una imaginación desbordante, como demuestran las ideas que tienes para tus proyectos audiovisuales, y pienso que esa imaginación deberías aplicarla más a tus escritos.

Aparte de todo esto, me alegra que hayas retomado tus escritos^^ Espero leerte/verte más cositas.
Bisoux,
Mun

Hellraiser dijo...

Creo que Mun ya lo ha dejado bien clavado así que paso de dejarte una parrafada parecida.

O sea, que me ciño solo ha felicitarte por el buen escrito de esta semana y decirte que a mí, personalemente, me ha gustado la manera de hacerlo.

Nos vemos guapa!
Besos.

Luz de Luna dijo...

Pues a mi me encanta, creí que iba a ser mas duro pero ese suavizamiento me ha gustado mucho.

hay algunas frases de la leche...
"lo del empanao" - jajaja. Síii que bueno, a veces lo parece.
Besitos.

Mj dijo...

...dentro de todo lo malo siempre hay esperanza, me quedo con eso ;)

ninive dijo...

Por fin el camino se ensanchaba. Desde la estrechez inicial como si de una especie de zoom se tratara vas transformando un pequeño punto de luz, de esperanza hasta que se va apoderando de la obra para mostrarse al final en toda la emoción. Como dice Mun la combinación de tu imaginación con la visión, con la perspectiva que le das a tus relatos (Bienvenida de nuevo por cierto!) promete, augura momentos geniales.
Un abrazo

bichitis dijo...

Bueno, bueno, bueno... Paso (por fin) otra vez por aquí. ¡Si es que no se le puede perder pereza al portatil, por mal (muy mal) que vaya! Si echaba yo de menos el ver tu blog. Para no hablar del texto (Conoces el libro: Tokio blues (o norwegian wood) de Murakami Haruki? Porque me lo ha recordado...) te diré que la foto es preciosa. ¡Quisiera yo tener esas manos y esas uñas!
Un beso y suerte en lo que estés haciendo!

Anónimo dijo...

Hola estoy creando un periódico digital y me gustaría que colaborases conmigo.
Agrégame a Messenger y hablamos.
Un saludo. Jose Guillermo. Lonuestro27@hotmail.com

Tormenta dijo...

muy chulo, un relato de un instante, de esos que me gustan a mi.
buen regreso... pero eso sí, no lo dejes, sigue escribiendo please :)
un besito para la princesa elfa