martes, junio 19, 2007

Algo así como amor

Y entonces recordé, recordé que hubo una vez que fui muy feliz en Palma. Después del parón agostil, la autoescuela volvía a ofrecer prácticas. Para poder asistir, en julio había estado instalada en el piso ruinoso con mi abuela. La idea era repetir en septiembre... si no fuera porque días antes habíamos tenido una gran pelea :-P Total, que me fui solita para allá, sin nadie que me diera órdenes... ni me bajara a la Tierra.

Poco antes de acabar el curso había conocido a un chico que me dejó bastante flipada. El caso es que me tuve que ir a Mallorca antes de poder establecer relación alguna con él y no le di demasiada importancia, la verdad, pero, como suele suceder en estos casos, después no fui capaz de olvidar sus ojazos en todo el verano (¡caca!). Así que os podéis imaginar cómo me puse cuando por casualidades de la vida obtuve su messenger. Día tras día hacía el perro por la mañana, iba a conducir por la tarde y bajaba al locutorio de los moros a chatear con el muchacho este por la noche. Nuestros diálogos no eran un derroche de pasión, pero a mí me bastaban. Quería creer que las cosas funcionarían, que por una vez yo también iba a tener una oportunidad.

Fueron semanas extrañas y hermosas a la vez. Yo siempre había sido "durilla" y me costaba verme a mí misma tan atontada ¡¡¡por un tío, un simple tío!!!. Como me sentía muy ridícula, pero me gustaba a la vez, opté por reírme de mí misma. Me ponía música empalagosa. Salía a pasear por la calle San Miguel y Vía Sindicato con una sonrisa bobalicona, imaginando que no estaba en Palma sino en Barcelona y que esa noche lo vería en persona en vez de por messenger. Entraba al Bijou Brigitte y compraba adornos de pelo que sabía que, más que guapa, me hacían ñoña. El amor era una cursilada, pero debía admitir que me estaba golpeando, así que... ¡a ser cursis! ¡Arriba las trencitas y los pasadores en forma de mariposa, los pintalabios rosados y las falditas de vuelo! ¡Looove, yuuujuuuu!

Ñoño o maravilloso, el caso es que pasé una época muy bonita. En estas últimas semanas tan feas casi lo había olvidado, pero cuando me acordé de esa estúpida felicidad salí a pasear por esas calles imaginando que todo volvía a ser como entonces. Aunque no era el caso, aunque aquel cuento no hubiese acabado bien ¿quién podía decirme que la historia no se iba a repetir algún día con un final distinto? Una idea tan chorra fue la primera brizna (otras se han ido sumando) de promesas nuevas en mi desierto. Pati... tendrás que asumirlo, sabes que el amor te salvará... y que en realidad eres una cursi xDDD

3 comentarios:

shinobi dijo...

estás en un país democrático, el gobierno debe garantizar tu derecho a ser cursi.

Munlight_Doll dijo...

Ibelieveinathingcalledlove...
justlistentotherhythmofmyheart...

Todo el mundo tiene su punto ñoño ;) No lo neguemos ;)

Besos ñoños,
Mun Light Doll

Christina dijo...

Fueron tiempo felices para ambas, yo acaba de entrar en 2o de bachiller y recuerdo todavía los emails kilométricos (sin exageración)que nos enviabamos cada día, sin fallar uno.
Por miedo a que la distancia nos separara aún mas, estuvimos durante unos meses, mas unidas que nunca, mas unidas que cuando ibamos juntas al colegio de Cala d'Or y todo.

Pero queramos a no la dstancia siempre hace de las suyas...o la vaguería...

Un dia de estos tenemos que volver a leer los Mails las 2 juntas (los tengo imprimidos) y recodar tiempos memoriales que siempre tendran un hueco en nuestros corazones.

Besote