lunes, octubre 16, 2006

Cuando se desgarguja


David le dedicó una entrada a un "gargujo". Yo hoy se la dedico a esa misma criatura cuando está despierta, aunque algunas veces sólo sea gracias a los hectólitros de café complementados con quintales de cosas azucaradas, porque: "el azúcar da energía, luego despierta".
Se define a sí misma como vestidos, botas y cosa peluda. A eso yo sumo un bolso Mary Poppins y... el caos. Una chica que deja huella, sí, tanto en sentido figurado como literal por la increíble cantidad de cosas que se le pueden caer (y quedarse allí mismo) a lo largo del día.
Lo bueno del caos es que proviene de la mezcla, la mezcla es variedad y la variedad riqueza. Parafraseando sus palabras de esta tarde: "no nos habríamos conocido si no hubiésemos venido a Finlandia". Hubiera sido feo, sí. Tan cerca y tan lejos, tanta distancia para venir a descubir lo que teníamos al lado.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

2 comentarios:

Andrea dijo...

Cabe alegar en mi defensa que tomarse electrolitros de café en Finlandia no tiene mérito, aquí el café se llama café (bueno, no) pero no sabe, ni huele ni se comporta como un café. Quintenales de cosas azucaradas... lo acepto. Caos... todo tiende a la entropía, fue un Big Bang y no un Big Crunch lo que empezó todo y yo... yo me dejo llevar. ¿Más virtudes? mi reloj siempre está parado, necesito cortar y pegar la "h" porque mi teclado no la tiene, tardo meses en aprender un nombre y asimilo como mios los bolis y demás artilugios pintarrajeantes que me presten. Pero me fui encontrando la gente adecuada en el camino y no me lo teneis tan en cuenta. Se agradece.

Anónimo dijo...

El erasmus es el mejor invento del ser humano :):):):) Yo nunca negaré que una de las mejores experiencias de mi vida fue UK.
Un beso erasmista,
Mun Light Doll