jueves, septiembre 21, 2006

Diarios de Freaklandia. Capítulo 2

¡Amigos míos! Marchando una nueva dosis de freakadas:

El idioma finlandés. Si esto es lo que hablan los elfos, su voz no puede sonar especialmente musical. A decir verdad, a mis oídos llega una especie de "rraccarraccatraccaliikkirrattarratta". Si lo examinamos con más detenimiento, encontramos perlas como:


rata= vía de tren
pata= olla
puutarha= jardín
kukka= flor
kakku= pastel
kokis = cola (refresco)
asunto= edificio, piso
hampurilainen= hamburguesa

Ésta última tiene su gracia porque parece un apellido :P Además, algunas palabras son exactamente igual que en castellano, pero doblando la "A": planetaario, Paavo (nombre de varón que me resulta especialmente divertido, como muchos ya sabéis), delfinaario... No puedo evitar pensar en los gitanos y su "Paapa salte pa la caalle y llama a la maama" XD

A propósito del idioma: ayer me hice socia de la "kirjasto" (biblioteca) municipal y entré a echar una ojeada. ¡Que maravilla! El Cementerio de los Libros Olvidados es una urna comparado con lo que vi. Una cantidad de material... increíble. Estaba la sección que sólo se puede consultar allí, pero en la de préstamo había hasta diccionarios gordos de esos que en cualquier otro sitio llevan pegatinas rojas de exclusión de préstamo por doquier. Aparte de una estantería llena dedicada a libros en español (entre los que encontré un tomo de los Mumin en catalán), la libros para aprender idiomas no tenía desperdicio: ¡¡un manual de catalán para extranjeros en finlandés!! Hala, si no sabéis catalán es porque no queréis.

Sin embargo, lo mejor de todo sucedió antes de entrar: me interceptó un chaval jovencito con pinta de finés total con la cabeza a medio rapar y una túnica color butano. Haciendo un esfuerzo por no reír, lo obligué a adivinar de dónde era yo (porque de entrada me tomó por finlandesa, cosa que me pasa constantemente) si quería proseguir la conversación. El chico todo ofuscado recorrió la UE entera en sentido descendente antes de dar con España,pero una vez cumplido el requisito lo dejé hablar de lo que quería. Se presentó como un "finnish hare krishna" y yo, ah, ¿finés? ¡Júramelo! y me intentó vender toda clase de frutos secos que al igual me hubiera comido yo. Total, que no coló, pero me lo pasé muy bien a costa del pobre hombre. Hay una foto de los hare krishna en acción acompañando esta entrada.

¿Cuántos de vosotros habéis intentado leer en voz alta el sucedáneo de finés de más arriba?
¡Hasta la próxima!

Publicado en mi espacio MSN el 23/08/06

La herramienta de subir fotos sigue tocando los webs


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

1 comentario:

shinobi dijo...

A lo mejor no podes subir las fotos por cuestiones de formato. Yo intentaba subir imagenes con una paleta CMYK de 40 bits y me cambiaba los colores, los dejaba horribles. Luego la cambie a RGB de 24 bits y ahi los deja bien.