martes, mayo 01, 2007

Locos por la música (I)

Este ha sido uno de los mejores fines de semana de mi intercambio. El sábado por la tarde quedé con Jarno para ir avanzando la animación que hacemos juntos. Para los que no estén informados, se trata de una animación de pocos segundos hecha con los dibujos sobre papel de toda la vida. El caso es que nada más mirar a Jarno, con su gorro y su pelo tieso teñido de rojo, me di cuenta de que era un friki y no tardé en revelar mi condición (algo más camuflada). Mucho ha llovido desde entonces: el guión de una animación más gore que Rasca y Pica, decenas de vídeos frikis, carcajadas estentóreas, intercambio de música, etc. Por eso no es de extrañar que el sábado aprovecháramos que estábamos solos en el aula para fornicar ansiosamente sobre las planchas de dibujar... es broma xD aprovechamos para poner videoclips metaleros en el proyector y trabajar con la música a todo volumen. Lo de trabajar es un decir, porque aunque yo estaba bastante motivada, Jarno no paraba de dar vueltas, hasta que murmuró: "Necesitamos alcohol". Yo miré la cerveza que tenía en la mano, preguntándome qué más quería a las 14'30 de la tarde. El caso es que salió y volvió con una botella de vino y vasitos de cartón. A partir de ahí se concentró bastante más, pero entonces fui yo la que empezó a desvariar xD. Así y todo, dibujamos hasta que se nos acabó el papel. Después nos echamos unas risas con los vídeos de El Rellano y dimos la jornada por concluida.
La segunda parte del día me aguardaba. Cené rápidamente y corrí a tomar el bus junto a Ildi (mi compañera de piso, una chica húngara) rumbo a la Tampere University of Technology, en cuyo jardín habían instalado unas carpas para conciertos. Tras recoger a una amiga alemana de Ildi, llegamos a las carpas. Lo primero que nos dijeron es que nos apartáramos porque venía la ambulancia. ¿Mande? El bataca de la primera banda de la noche se había caído y golpeado la cabeza (¿complejo de Keith Richards?), así que la actuación se cancelaba y la siguiente banda no saldría hasta un buen rato después. Total, nos fuimos a esperar al piso de la alemana, bastante más acogedor que el +1ºC de la calle.
La toma 2 fue mejor. El grupo tocaba una especie de hip-hop fashion extraño que no me gustó demasiado, pero por lo menos me divertí haciendo el tonto. Cuando terminaron, salimos a tomar el aire, momento que Ildi aprovechó para señalar constelaciones como si estuviera poseída (aaay, la sidritaaa). Colmadas las ansias astronómicas de mi amiga, regresamos a la carpa. Esta vez logramos coger buen sitio y vimos a la 3ª banda de cerca. La música era metal-rock y estaba bastante bien. Me gustaron especialmente el batería y el cantante, cuya voz me recordaba un poco a la de Ville Valo (la verdad es que en general los finlandeses tienen voces muy parecidas, especialmente cuando hablan), con la diferencia que no hacía los agudos de nuestro asmático favorito y tenía más potencia. Lo que era insoportable era la pinta de los tíos. El batería era el típico neanderthal desnudo de cintura para arriba que tocaba su instrumento con movimientos simiescos, los dos guitarristas eran una especie de Eduardos Manostijeras asexuados y el cantante... sin palabras. Un chico larguirucho y esmirriado vestido con una falda escocesa y una chaqueta negra abierta que dejaba al descubierto sus costillas y el tatuaje de su inexistente barriga. Su corta melenita negra escapaba de debajo de una gorra de visera decorada con una calavera y una rosa. La cara... rasgos delicados como suele corresponder a los fineses... y una bocaza rollo Steve Tyler. Sumando esta combinación a la emoción histérica que llevaba encima el chaval obtenemos un personaje de lo más hilarante. Resumiendo: los tíos molaban mucho si sólo los oías, pero al verlos la risa era poco menos que incontenible. Para variar, el único normal (demasiado) era el bajista.
Y al día siguiente...

3 comentarios:

bichitis dijo...

Cacho descripción que has hecho del grupo ese. Está escrita estupendamente, pero les das vuelta y media en un segundo! Me encanta.
Hacía tiempo que no me metía (odio mi carrera... o casi, a veces), las fotos de los baños son buenísimas!! Y oye, no sabía yo que dibujabas tan bien. Me ha sorprendido, pero lo mejor, la cabecita. ¡Me ha hecho reir!
Un beso muy grande, y otra cosa. Me he dicho que de hoy no podía pasar meterme porque leía por ahí que te vuelve loca Sonata Arctica. Pues yo no los conocía, pero ahora he oido en plan emule 2 (sólo dos, snif :'( canciones. ¡Yo también he decidido que me encantan!

Munlight_Doll dijo...

Al día siguiente te dedicaste a darme envidia :P :P :P :P

Pues deberías haber visto cómo vestían los Mojinos. Tenías al Sevilla lleno de medallas de oro bakala, con unas bermudas ajustadas a rayas verticales blancas y negras.

Luego al batería lo tenías vestido con un mallot lila rosado de purpurina, y al bajo con una falda de piel... Todo un espectáculo, no esperaba menos XD

Un beso friki,
Mun the Doll

Tormenta dijo...

Insisto: Yo de mayor quiero ser Erasmus!! jo tía, te lo pasas bomba... jajajaja
Pensaba que también ibas a relatarnos el concierto de Sonata Arctica, ya ha sido verdad? o.O bueno, tuvo que ser flipante!!
Gracias por pasar a leerme bonita.
un beso y algo de pólvora, que hoy estoy revolucionaria...
pd. es verdad que la historia no es creible... pero a mi me pasó ^^ (bueno, vale... a grandes rasgos, pero me pasó, te lo aseguro :P)